Iluminación

Iluminación

El acondicionamiento del puesto de trabajo, así como la situación y características de las fuentes de luz artificial, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y evitar reflejos y deslumbramientos.

Tipo de iluminación

Luz natural

No es recomendable que la luz diurna sea la única fuente luminosa para los puestos de trabajo con pantallas debido fundamentalmente a las grandes variaciones de luminancia que presenta.

Iluminación artificial

En los locales donde se ubiquen los puestos de trabajo con pantallas debe existir una iluminación artificial de tipo general. El tipo de iluminación artificial más conveniente es una iluminación difusa. Los tubos de fluorescente (o luces LED) con difusores de lámina o rejilla constituyen el alumbrado más adecuado.

No son convenientes:

  • Tubos fluorescentes sin difusor
  • Luminarias de cubeta
  • Luminarias dispuestas en líneas cruzadas
  • Lámparas de incandescencia desnudas.

Ubicación del puesto y la pantalla

La orientación del puesto de trabajo y en particular de la pantalla, respecto de las fuentes de iluminación resulta esencial para evitar el deslumbramiento directo como los reflejos sobre la pantalla.

Colocación respecto a las ventanas


Con referencia a las ventanas (luz natural) debe tenerse en cuenta:

  • Ninguna ventana debe encontrarse delante ni detrás de la pantalla.
  • El eje principal de la vista del operador debe ser paralelo a la línea de las ventanas.
  • Dentro del puesto de trabajo, las pantallas deben situarse en el lado o zona más alejada de las ventanas.
  • Estas medidas deben complementarse mediante cortinas, persianas o mamparas que amortigüen la luz.

Las luminarias que proporcionan luz artificial deben disponerse en una línea paralela a la línea de las ventanas y no deben quedar justo encima del operador, formando una línea paralela igualmente con la línea de visión del operador.